+1 135 575-6064 + 51 974296204 info@jacamarclub.com

Login

Sign Up

After creating an account, you'll be able to track your payment status, track the confirmation and you can also rate the tour after you finished the tour.
Username*
Password*
Confirm Password*
First Name*
Last Name*
Birth Date*
Email*
Phone*
Country*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

Already a member?

Login
+1 135 575-6064 + 51 974296204 info@jacamarclub.com

Login

Sign Up

After creating an account, you'll be able to track your payment status, track the confirmation and you can also rate the tour after you finished the tour.
Username*
Password*
Confirm Password*
First Name*
Last Name*
Birth Date*
Email*
Phone*
Country*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.
Please agree to all the terms and conditions before proceeding to the next step

Already a member?

Login

Mi Primer Binocular Vortex Optics | Geraldy Saravia

Por Geraldy Saravia *gsaravia@jacamarclub.com | Lunes 03 de abril del 2021 | Bach. Biología, Coordinador en el Observatorio de Aves Loreto – LBO | Coordinadora Regional del Programa de Mujeres Pajareras en Loreto Women Birders de Jacamar Club. 

¡Hola!… Hoy vengo a contarte algunas anécdotas del antes y después de avistar aves empleando un binocular Vortex Optics,  nada más te adelanto que el binocular en detalle es mi primer binocular, sin embargo eso no significa que no haya avistado antes empleando un binocular.  Actualmente me dedico enteramente al cuidado del ambiente y su biodiversidad, relacionándome de una o mil formas a las aves, ya desde hace tres años ese fue el rumbo que elegí, vengo apreciando las aves desde revistas de turismo, fichas de identificación hasta libros que las describen.

Cuando la palabra “binocular” llegó a mis oídos

Ubiquémonos en el año 2017; Como estudiante de tercer nivel de la carrera de biología, entraba a mi aula de clase, era el inicio de los cursos de especialización y entre ellos estaban los relacionados a fauna silvestre. Entonces, con mi nuevo docente frente a nosotros, escuchamos ese primer discurso de socialización del silabu (Hoja detallada de cada materia) añadido a las siguientes palabras: “Vayan buscando un libro de “Aves de Perú” y consigan binoculares, los necesitaran para el curso” … Jajaja, nuestro profesor mantenía esa actitud desafiante y fresca con la realidad de nuestros bolsillos estudiantiles. Aun así  todos nos quedamos pensativos, sin una mínima idea de donde conseguirlos alzándose esa pequeña voz de protesta interior.

Así inicia todo, fue la primera vez que llegó a mis oídos esa palabra y lo anoté en mi cuaderno para luego ir  investigando los lugares donde podría adquirirlos. Nos dieron un mes aproximadamente para tener estas imprescindibles herramientas, felizmente llegué a conseguir un libro de aves con la ayuda de mi hermana, y apoyándome de los consejos de estudiantes que ya habían llevado el curso (y porque ya no había más presupuesto familiar) opte por implorar préstamo a mis amistades que sí tenían binoculares y yo no sabía, sino más que hasta preguntarles. Lo importante era tener un binocular en cada práctica de campo y evaluación parcial con el docente.

Salidas de Campo en la Universidad – Loreto

Hubo unos cuantos compañeros que compraron su binocular, pero al no tener referencias y consejos de cuál era el mejor para ver aves y el tipo de paisajes en los que se usaba sencillamente se les complicó en la práctica porque hubo variedades de óptica y marcas. Nuestro docente nos llevó a monitorear bosques densos y sus bordes al mismo tiempo, y es así que un grupo podía identificar las aves en cierto tipo de bosque mientras que otro grupo no, y viceversa, pero al fin y al cabo “lo importante era  tener el binocular para cada evaluación”. 

Empíricamente empecé a utilizar un binocular, debo confesar que no conocía el nombre de sus partes pero si sabía para que servían, tampoco tenía el conocimiento de óptica para avistar pero afortunadamente la persona que me prestó sus binoculares por un ciclo entero,  sabía cuál me iba a favorecer para evaluar correctamente las aves del lugar.

Cuando salíamos a censar en botes por los ríos de la amazonia en Loreto, teníamos una distancia significativa la cual mis binoculares no alcanzaban a ver las aves, tenía que arreglármelas para no sesgar mis datos de monitoreo, usaba “mis trucos” de identificación a larga distancia, jeje. En cada evaluación el binocular era una herramienta prestada por todos, compañerismo a full para no perjudicarnos.

Monitoreo en bote por los ríos de la Amazonia en Loreto – Peru

Mi primera impresión hacia los binoculares Vortex Optics  

El primer contacto con los binoculares Vortex  https://vortexoptics.com/me acercó a personas que tenían más experiencia usándolos y registrando aves, empecé a salir a campo con ellas y poco a poco tuve un giro de pensamientos y términos. Registrando aves para obtener resultados según las variables de un posible estudio a simplemente “pajarear”. A pesar del trajín de las clases universitarias pude tener muchos encuentros con las aves. Es así que, egresé de mi alma mater la Universidad Nacional de Amazonia Peruana (UNAP) de la carrera de Ciencias Biología, con las ganas de poder practicar en campo, sin embargo al poco tiempo inició la pandemia del Covid-19.

Pajareando en mi huerta

Aún con binoculares prestados, era la única alternativa, pero después de meses y en cuanto hubo una merma de los casos por COVID -19 en Loreto, Iquitos, me animé a participar de unas cuantas salidas con un club de avistadores CAAL en una de esas salidas.

Club de Avistadores del Loreto – CAAL

Me di cuenta que los binoculares que usaba en ese entonces a las justas me permitían ver la silueta del ave, al decir que no lograba ver la especie. El líder de campo me prestó su binocular, me quedé pasmada con la enorme diferencia, pude ver claramente al ave, admiré el equipo que manejaban y bueno me comentó que como su trabajo estaba orientado al aviturismo invirtió y se compró un binocular Vortex Razor HD 8x42MM, mi mente nuevamente sólo capto que había diferencia entre los binoculares que se empleaba. 

Jacamar Club

Reserva Nacional Alphuayo Mishana – Loreto

Algunos meses después me uní al Programa Ambiental de Mujeres Pajareras de Jacamar Club “Women Birders” https://jacamarclub.com/women-birders-peru/ con la intención de continuar aprendiendo 😉. Desde el primer día sentí que me daban una gran oportunidad para conocer desde otro punto de vista el avistamiento de aves, en la primera capacitación interna que tuve, nos enseñaron sobre el uso, tipos e importancia de elegir tus binoculares. ¡Bingo! dije en mi mente, ansiaba un taller así.  Entonces ahí entendí aún más sobre la importancia de conocer bien tu herramienta de campo.

Vortex Diamondback HD 8x32mm en todo su esplendor

Imagínate con los ánimos explosivos de observar la naturaleza, ahora plasma mentalmente esas imágenes a través de binoculares, creo que tener un adecuado equipo te abre la mente y sencillamente lo disfrutas. Así es que, después de mucho tiempo… ¡adquirí mis primeros binoculares Vortex Optics! 

Gratamente me llegó con un estuche duro cuyo interior estaba moldeada a la forma del binocular y con correítas colgantes para transportarlo con seguridad, así también estaba el manual de usuario, un paño de limpieza, protector para tus binoculares y una correa ancha y acolchonada para sujetar al binocular, estas cositas básicas para que los cuides bien, aunque cabe recalcar que Vortex te respalda con una garantía de por vida en sus binoculares.

Diamondback 8×32 HD MM

Pampas de Ancón – Lima

Estando en Lima por alguna temporada, elegí las pampas de Ancón para usar el binocular, los acomodé a mi vista y nuevamente fue un ¡Wao!, como era temprano, al exhalar, el aire salió por los únicos salientes de mi mascarilla canalizándolos hacia sus oculares, empañó mi visión… pero no fue por mucho tiempo, en segundos recupere el mismo panorama sin necesidad de “limpiarlos”, la transmisión de la luz era perfecta a pesar que el amanecer era nublado, vi totalmente nítido el paisaje a 200 m de donde estaba parada, de hecho que ya es bastante para este “pequeño”.

Diamondback 8×32 HD MM

Ahora sólo me faltaba detectar las aves para ver el nivel de detalle en ellas, así que alrededor de las 7:45 am observé el revoloteo de dos colibríes a unos 50 m de distancia, percibí un muy buen nivel de detalle y colores, es así que me permitió apreciarlos plenamente y diferenciar sus especies.

Sentí como se adaptaba a mis manos los binoculares, como si fuera una extensión de ellas… jajaja, en serio, no me esperaba que el hecho de que tengan acoplamiento a los pulgares me hagan sentir así, no resbalaban de mis manos (para mí es un gran detalle ya que tengo manos oleosas) y esto se debía a que tenían esta goma texturizado que me proporciona una buena sujeción, lo otro fue lo suave de la perilla de enfoque, fácilmente podía girar y cambiar de enfoque, esto me sirvió mucho en las aves playeras que estaban por el lugar, ya que al volar el punto de enfoque cambiaba.

Lo otro que no pasó desapercibido fue su peso, cuando uno “pajarea” camina y camina, tan sólo me desplace 3.08 kilómetros y casi no sentí el peso de los binoculares, fue muy ligero, sencillamente fue una salida muy provechosa.

Sin más que contarles, quiero culminar este escrito agradeciendo sinceramente la empresa Jacamar Club https://web.facebook.com/JacamarClub que en tiempos de pandemia hace responsabilidad social, resaltando el valor de las empresas privadas que aportan al liderazgo de la mujeres pajareras. En especial dar gracias a Richard Amable, Fundador – Director de Jacamar Club y  Ana Amable, Directora del Programa “Women Birders” por confiar en mi persona y brindarme la oportunidad y así continuar el fortalecimiento de mis aptitudes en el avistamiento de aves a través de patrocinio del binocular Vortex Diamondback 8×32 HD mm.

Otorgarme una herramienta tan valiosa es para mí una potente arenga en el birding, investigación y todo lo que este equipo pueda aportar en mi profesión, así también es una inspiración para emprender en el liderazgo de grupos de avistamiento y apoyar a otras personas a conocer sobre las aves; Ser capaz de ver detalles finos es parte del disfrute de la observación de aves, y a menudo hace la diferencia en una identificación exitosa. El birding es una actividad donde tu binocular es tu equipo más importante. 

Gracias por ello , gracias Jacamar Club. 

Leave a Reply

error: Content is protected !!